jueves, 19 de noviembre de 2015

Entrevista - El Pasajero

Luego de atravesar los tormentosos círculos del Infierno, se reencontraron un poco azarosamente a fines del 2014. Los integrantes de Argonauticks volvieron a subirse a tocar juntos en un escenario. Era hora de purgar los miedos. Casi un año después del reencuentro, ya tienen dos temas nuevos: Second Time y Sincero, el último incluso cuenta con un vídeo clip, lo que demuestra que todavía hay tela para cortar.
Por Rosi Bernas


"A la mitad de nuestra vida, perdido el recto sendero,
me encontré en una oscura selva:
duro y difícil sería contar cómo era aquel paraje,
inhóspito, intrincado y áspero..."
Canto I, La Divina Comedia, Dante Alighieri
Al instante de estrenar Opticks, algunos pisando, otros pasando y otros llegando a los treinta, los integrantes de ArgonAuticks, habían pateado el tablero y abandonado -después de su tercer disco- el sueño argonáutico. "Tu alma está llena de pusilanimidad, de esa cobardía que tantas veces estorba al hombre y le vuelve atrás de honradísimas empresas, como sucede a la bestia cuando ve su propia sombra", dice el Canto Segundo de La Divina Comedia.
A fines de 2014, luego de atravesar los tormentosos círculos del Infierno, se reencontraron azarosamente. Nicolás Raffino (Teclado), Riccardo Dessupoiu (Voz y guitarra), Francisco Muñoz (Guitarra y voz), Matías Castro (Bajo), Anator Emar (Batería) volvieron a subirse a tocar juntos a un escenario. Era hora de purgar los miedos. Actualmente, casi un año después del reencuentro, ya tienen dos temas nuevos: Second Time y Sincero, el último incluso cuenta con un vídeo clip.
ArgonAuticks nació en la ciudad en el 2008 y desde entonces grabaron Babel'n'auticka (2009), Va (monos!) (2010) y OPTICKS (2013). "Babel n´autica se basó en la Torre de Babel, siempre había algo literario, la literatura es un lugar del que nos nutrimos bastante. Va(monos)! antes se iba a llamar Onda Iónica y lo cambiamos a último momento. Estábamos en una influencia experimental, medio sónica, el tema Legalize your mind es producto de ello y toda la resaca de esa experimentación sónica la transportamos años después a Opticks, basada en la obra de Isaac Newton Opticks de 1704," explica Riccardo "el tano" Dessupoiu.
Al momento de conocerse un crisol de influencias se conjugaron en ArgoAuticks: "Veníamos con influencias variadas, imaginate que estaba el Tano que venía de Italia con bandas que no conocíamos, Fran escuchaba bastante rock, Hendrix, por ejemplo y venía también dándole bola a la escena platense. En esa época yo estaba enganchado con Mano Negra, me asombraba Casa Babylon. También estaba en un período más exquisito, medio jazzero", dice Nicolás Raffino y el Tano asegura que "hay un disco principal también, con el que dimensionamos todo: El de Joe Strummer, Global a Go-Go, que nos prendió la lamparita para lo que queríamos hacer".
"Sí, Damon Albarn también que había sacado un disco recientemente: The good, the bad and the queen", le retruca Nicolás, que le da el pie al Tano: "Un poco de lo que es British, seguramente, el sonido británico súper presente. También escuchábamos Caléxico"
Nicolás y el Tano, reposan sobre ese viaje fugaz a los inicios y continúan con la enumeración de bandas: 
Nicolás: De La Plata, Fran escuchaba Los Peligrosos Gorriones y yo admiraba mucho a Míster América
Tano: ¡Sí! ¡Míster América! Nos decían que nos "hacíamos los de Mr América" con el primer disco y ni Fran ni yo lo escuchábamos ni nos convencía mucho. Pero más tarde entramos en razón y nos enamoramos de su música
¿Qué han aprendido en este recorrido de casi ocho años de banda?
Nicolás: En cuanto a la proyección de un disco, aprender a tomarse todo con soda. Porque hemos sido de ir a grabar rápido y salir a escuchar lo que hicimos. Que quizás esas cosas te marcan un poco y aunque también es medio la esencia de la banda y punto.
Tano: Sí, aunque hicimos de todo, hicimos un disco en tres días, el primero, y el último nos llevó dos años. O sea, los dos extremos. Lo que sí me parece relevante es que estos dos temas últimos que largamos nos marcan una nueva pulsión de banda. Porque hoy en día, citando al libro de David Byrne "Cómo funciona la música", el tiempo y el espacio a la hora del oficio del artista del músico cambió. Hoy en día, el consumo es rápido y Argonauticks es una banda rápida, de consumo rápido. Los tiempos que corren son esos y creo que están todos haciendo lo mismo. Tienen una plaquita en su casa o un mic, graban alguna cosa, después se suma lo del otro. Pierde sentido gastar treinta lucas en un disco cuando podés acudir a un diseñador gráfico que te haga un buen arte gráfico en pantalla, lo subís a bandcamp o soundcloud y lo escuchan más personas que el físico y eso, en un mes se terminó, a otra cosa.
¿Para vos esta nueva modalidad sustituye al disco o pueden caminar paralelamente?
Tano: no, no lo sustituye, pero de esto se trata el business del underground. Si nosotros contáramos con un sello discográfico que nos banque millonadas, yo digo ¿Sabés qué? Por los próximos dos años no me busquen porque me meto en un estudio y grabo lo que se me canta. Pero el negocio del under justamente es distinto. Por ejemplo Ariel Minimal o Pez entendieron esto muy bien y son un ícono. Son una de las únicas bandas en Argentina que graban un disco por año y tienen que estar todo el tiempo al pie, porque saben que si se le cae eso se les cae el negocio. Minimal es un obrero de la música, es un genio para mí. Sostener el costo de grabar un disco al under le pesa cada vez más, hacer un disco ahora son cincuenta sesenta mil pesos, y ninguna banda under lo tiene.
Nicolás: Pero, también podés abaratar con amigos que te ayudan en diferentes etapas de la grabación, y la mezcla.
Tano: Pero incluso hacer cosas por tu cuenta es más fácil, ya que circula más la información. Diez años atrás nadie sabía nada de cómo poner un micrófono, etc. Ahora ay tutoriales para todo y con una plaquita en tu casa podés armar algo digno fácilmente. Antes tenías que pagar por todo porque había un flaco que tenía la sabiduría y le tenías que pagar. O sea el viejo Do it del punk del '77, de hacerlo todo casero, ahora volvió pero con más herramientas en los tiempos modernos.
Entonces no ser parte de un sello ¿Es una decisión o es una casualidad?
Tano: Ser parte de un sello puede ser una posibilidad. Capaz que sí, pero depende bajo qué circunstancias. No te escondo que si viene un flaco y me dice "Te doy millonada de plata y todos los estudios de grabación que querés", en frío te digo que sí, pero habría que pensar un rato y ver qué te propone. Porque la verdad es que los sellos discográficos se quedaron en el pasado respecto de lo que es el under. El under se actualizó mucho más en el mercado musical y la discográfica no. Incluso Universal y Sony creo que no van a producir más discos, porque no se venden, les representa un gasto.
Nicolás: Igualmente, otra cosa son los sellos chicos que distribuyen bastante bien, como Laptra, que te permiten salir a tocar. Pero nunca salimos a buscar un sello, no nos lo propusimos.
Tano: Claro, hubo algunas propuestas de ese tipo de sellos, pero nosotros éramos ignorantes en la materia. Nosotros íbamos, grabábamos, tocábamos y estábamos muy contentos así, punto. También lo que hace un sello independiente, la gente sabe relativamente poco lo que implica, creo que todavía nos falta masticar qué quiere decir o qué implica.

Argonautickcs vuelve a caminar la ciudad exponiendo su arte sonoro, batallando las tempestades del tiempo y de las grandes empresas. Un sabor exótico que queremos seguir degustando. ¡Que haya más!
"Pero aumentó mi pavor la inesperada aparición de un león que parecía avanzar contra mí, erguida la cabeza y las fauces hambrientas (...) Y casi al mismo tiempo una loba –que parecía henchida de todos los deseos en su extrema delgadez y a no pocas gentes había hecho vivir en tristeza (...)
-Otro camino te conviene hacer –respondió al ver mis lágrimas- si quieres evitar este lugar salvaje; porque esta bestia que tanto te asusta a nadie deja pasar por su sendero y le impide seguir adelante, hasta matarlo. Es de naturaleza tan mísera y malvada que nunca satisface sus deseos, y tras haber comido tiene más hambre que antes..."
Canto I, La Divina Comedia, Dante Alighieri

jueves, 3 de septiembre de 2015

Reseña "Second time / Sincero" en Pequeña Babilonia

La aparición de Second Time / Sincero implica no solo la vuelta a la actividad compositiva de Argonauticks sino también un cambio en la arquitectura sonora del grupo. El simple consta de dos canciones concebidas en estos últimos meses de reencuentro grupal, pero trabajadas de manera independiente por cada uno de los músicos.
Grabado en varios estudios caseros y sin presiones temporales, la banda encabezada por Riccardo “Tano” Dessupoiu focaliza el aporte atmosférico de los sintetizadores y teclados (a cargo de Nico Raffino) pero sin descuidar la fusión estilística que da vida a ese sonido vintage tan propio. 
En el primer tema (“Second Time”) el bajo sintetizado de Matías Castro y el juego con las teclas se complementan creando una capa de sabores electro lounge, donde la guitarra de Fran Muñoz escupe pinceladas de psicodélica pinkfloydeana. Con “Sincero”, en cambio, Argonauticks retoma su faceta disco (que ya se había escuchado en “Somos” de su disco Opticks, de 2013) y coquetea con sonoridades muy cercanas al electro pop más bailable. 
Sobre el final de la canción la base rítmica también se permite hacer gala de esa raíz funky que marca el rasgo característico de la banda desde sus comienzos. Se nota cierta madurez y refinamiento en los aportes vocales del Tano, marcando uno de los puntos más fuertes en ambas canciones. 
El arte visual estuvo a cargo de Paco Plastilina (un artista plástico que llegó a la banda de la mano de Peces Raros), quien además de ilustrar la portada del simple también dirige el video clip (basado en la técnica stop motion) del tema “Sincero”.

Por Alejandro Reyes
fuente: http://www.diariocontexto.com.ar/2015/09/03/arognauticks-second-time-sincero/ 

lunes, 31 de agosto de 2015

Videoclip Sincero

Queridos argonautas, les presentamos el nuevo videoclip del tema "Sincero" realizado por el genio de Paco Plastilina Disfruten y compartan!

jueves, 27 de agosto de 2015

Presentamos "Second Time / Sincero"



Despúes de 2 años de parate ARGONAUTICKS volvió al ruedo y muestra su nueva cara con la presentación del ep "Second time / Sincero" que se puede escuchar y descargar desde www.argonauticks.bandcamp.com

Riccardo Dessupoiu: Voz y guitarra
Francisco Muñoz: Guitarra y voz
Nicolás Raffino: Teclados y sintetizadores
Matías Castro: Bajo
Anator Emar: Batería

Mezclado y Masterizado por Carlos Cattaneo

Arte gráfico: Paco Plastilin 


Aca van 3 entrevistas donde los protagonistas relatan la nueva etapa:
- VAMOS -  http://vamos.laplata.gob.ar/?p=8215
- PEQUEÑA BABILONIA - http://www.diariocontexto.com.ar/2015/05/21/argonauticks-el-regreso/
- RADIO PURA VIDA - http://puravidalaplata.com.ar/el-mono/

Mira el show del regreso en The Roxy aca
https://www.youtube.com/watch?v=I9EdsMZH8iA


www.soundcloud.com/argonauticks
www.argonauticks.bandcamp.com
www.argonauticks.blogspot.com
www.youtube.com/argonauticks
 

martes, 25 de agosto de 2015

jueves, 13 de agosto de 2015

El mono se va

Después de casi dos años de silencio, Argonauticks se reencontró. A días de lanzar un simple que sellará esta nueva  etapa, Riccardo Dessupoiu, el cantante de la banda, asegura que el terror fue necesario para evolucionar.

Por CSI
Foto de Florencia Solari 

“Podría decir me portaría bien, etcétera, etcétera. Pero la verdad, no sé. Creo que haría lo mismo”. Riccardo Dessupoiu no esquiva ninguna pregunta acerca de por qué Argonauticks decidió disolverse en su mejor momento. Con la banda que completan Fran Muñoz (guitarra), Nicolás Raffino (teclado), Matías Castro (bajo) y Anator Emar (batería) hoy reunida nuevamente, Riccardo, o el Tano, se muestra reflexivo y asegura que el reencuentro fue espontáneo, algo que simplemente sucedió, como en una familia a la que siempre se puede volver “para que te mimen o para comer un rico postre”.

Como en un espasmo adolescente, las cosas en Argonauticks pasaron muy rápido. A fines de 2009, la banda, que a duras penas acariciaba su primer año de vida, se consagró como la revelación de la ciudad según el Suplemento Joven de Diario El Día. Seis meses después llegó Va(monos!), el primer disco de la banda –algunos lo señalan como el segundo porque, en lugar de hacer un demo con dos canciones como casi todos los mortales, anteriormente Argonauticks había grabado nueve temas y los había metido en un CD al que llamó Babel’n’auticka y que repartía entre quienes se crucen en su camino-. Un año y medio más tarde, y en medio del calor agobiante del diciembre platense de 2011, Antonio Sambrizzi y Kili Smith, baterista y bajista, respectivamente, abandonaron el barco y en cuestión de días fueron reemplazados por Joaquín Caminos y Matías Castro. Para cuando empezó el 2012, el objetivo era uno solo: darle un sucesor a Va(monos!). Así, primero vino el lanzamiento de un simple en formato de vídeo, MMXII, y luego la grabación de Opticks, el mejor disco de la banda. En el medio, otro cambio de formación, con la incorporación de Anator Emar en la batería –Caminos ya se había ido, claro- y la colaboración de Marcos Scarcella en programaciones y teclados. Para cuando Opticks salió, Argonauticks ya casi había terminado de devorarse a sus músicos, que aguantaron un par de meses hasta, por fin, anunciar “un período de pausa”.

“El terror apareció en la grabación y mezcla”, dice hoy el Tano, cantante y guitarrista de Argonauticks, para luego, y sin vueltas explicar qué fue lo que pasó: “Los egos de cada uno” sumados a la búsqueda de “algo que no existe, la nada misma: el reconocimiento”. A pesar de describir a ese período como “hell-dorado” (que tranquilamente podría ser una suerte de fiebre del oro rockera), para Riccardo Opticks es “un disco absolutamente puro”, con canciones que atesoran buenos momentos. “A Pensamientos Alambrados la compusimos con Fran el mismo día que murió el Flaco Spinetta; Dirección Girasol fue creada en una situación linda, en la quinta de Nico durante un verano; y Somos nació casi en colaboración con Gustavo Astarita, la ensayamos con un ukulele en la cervecería de Gustavo, en pausas que nos tomábamos mientras cocinábamos cervezas por la mañana temprano”, ejemplifica para luego volver a asegurar que el último trabajo logró marcar un pico de calidad: “Opticks es un discazo y eso realmente me asombra y me asusta, porque cuando haces algo tan bueno no sé si alguna vez logras superarlo. Ese es el único miedo que tengo ahora”.

–Tal vez parte de la separación tuvo que ver con esos momentos en los que estás haciendo algo bien y te das cuenta que te está saliendo bien. Terminás esperando que el mundo se detenga porque vos hiciste eso. Y el mundo sigue. Te explota un toque la cabeza con eso…
A mí me explotó mal la cabeza con eso, pero al fin se aprende –reconoce Riccardo.

Con “la pausa”, como le gusta llamar al Tano a ese período, ya resuelta, él suele hablar mucho sobre las enseñanzas y la necesidad de reconocer las equivocaciones, aunque esa máxima que dice que de los errores se aprende pueda sonar a verdad de Perogrullo: “Aprendimos a relajarnos y creo que vimos quiénes somos, hacia dónde queremos ir y cómo y de qué manera queremos ir. Personalmente, entendí que la novedad no está afuera, si no adentro de nosotros mismos. Es sinergia pura”, dice para luego asegurar que no hay reproches ni temas pendientes entre los cinco miembros de la banda. Todo tras jurar que después de lo que ocurrió saben qué puertas no abrir, que reconocen cuáles son los límites de cada uno y que, por sobre todas las cosas, ahora se respetan como músicos y amigos.

En apenas unos cuantos días, esta nueva etapa de Argonauticks traerá un simple con dos canciones que, para quienes hayan seguido a la banda durante los días previos a la pausa, pueden esconder algún que otro sonido hallado durante zapadas e improvisaciones sobre el escenario pero que aún así son composiciones nuevas, propias de esta segunda vida de Argonauticks. “Esto es un comienzo, vamos a ver cómo se desarrolla”, dice el Tano mientras destaca que ahora lo único que espera de Argonauticks es “que fluya”.

–Las canciones se van a llamar “On second time” y “Sincero” –anticipa el cantante.
–¿Por qué eligen hacer hincapié en el regreso o en la segunda oportunidad? Digo, podrían haberse hecho los boludos…
–Los nombres son totalmente casuales. En serio. O no…

Aunque ahora evitar cargar de expectativas a Argonauticks se haya convertido en un objetivo, inevitablemente el lanzamiento del simple cumplirá una función: sellar el reencuentro que se inició por casualidad a fines del 2014 en el escenario de El Rincón de los Amigos y que luego se formalizó en abril de este año durante la presentación del libro “Rocambole. Arte, diseño y contracultura” del Mono Cohen en The Roxy. Y el Tano lo sabe: “El simple es una afirmación personal desde el proyecto. Volvimos y estamos activos”.

Por Carolina Sanchez Iturbe

lunes, 3 de agosto de 2015

Volvemos a Pura!

El Jueves 13 de Agosto a partir de las 24:00hs en el endemoniado Pura Vida (diag 78 e/ 8 y 61, La Plata)

Peces Raros + Argonauticks

Entradas: $60

https://pecesraros.bandcamp.com/

https://argonauticks.bandcamp.com/

lunes, 6 de julio de 2015

jueves, 18 de junio de 2015

"Lo importante es que haya algo que decir"

“Muy bueno chicos, sonido fresco” les dijo Skay en cuanto se le acercaron para regalarle un disco. El ex guitarrista de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota presenció el regreso de Argonauticks en The Roxy. Ahora, la banda platense planea sus próximos pasos en la ciudad, el viernes 19 toca en Ciudad Vieja. En la previa, charlamos con Riccardo Dessupoiu -voz y guitarra- y Fran Muñoz -guitarra y voz-.

Después de dos años separados, ¿Existió algún hecho concreto que les hizo decir: “Tenemos que volver” o simplemente se dio? 
Fran Muñoz: Fue decantando. Ya habíamos tenido un acercamiento en diciembre del año pasado. Tocaba mi banda Decuajo, que también integraba Nicolás Raffino en teclados, junto a Crono, con Matías Castro en bajo y Anator Emar en batería, la base de la actual formación de Argonauticks. Esa noche cayó el tano Riccardo y salió un mini show de unos 5 temas súper enérgico a pesar de no haber ensayado. Esto nos reveló lo mucho que disfrutamos tocar esas canciones, la química fantástica y única que se daba cuando estábamos juntos, que seguía intacta y se transmitía por cómo se copaba el público.
Su regreso fue en The Roxy invitados por Rocambole y tocaron frente a Skay ¿Cómo estuvo?
FM: El Mono es un gran talento que confió plenamente en nosotros con sólo escuchar un disco. Fue un momento genial. La banda sonando a pleno con gran sonido, luces y escenario, y sobre todo fue muy loco ver a Skay y La Negra Poli moviendo la cabeza con nuestra música. Una vez que bajamos me acerqué nervioso al flaco para regalarle un disco y me devolvió un: “Muy bueno chicos, sonido fresco”.
Dicen que las bandas que “triunfan” son las que perduran ¿Piensan que es así?
Riccardo Dessupoiu: Ya la definición de “triunfar” es una palabra que se perdió en el futuro y evolucionó en algo más global y no sectorial. Argonauticks a lo largo del tiempo “triunfó” varias veces en las metas artísticas que se propuso, siempre hubo una idea de vanguardia o tratar de seguir esa idea, siempre buscando una vuelta más que lo establecido dentro de nuestras posibilidad, nos divierte. Lo importante es que haya algo que decir y que hacer y que todo eso se sienta internamente de forma instintiva y sincera. Volvimos de manera introspectiva y consciente, muy para nosotros, decidimos preocuparnos solamente de nosotros y nuestra obras. Lo que nos va a pasar a fuera de este hemisferio, no nos interesa, por el momento.
¿Cómo podrían describir su nuevo sonido? ¿Qué perdura? ¿Qué cambió?
FM: En principio la banda vuelve a ser un quinteto como en sus inicios, mutando hacia un sonido más rocker y dejando un poco de lado el costado electrónico con el que habíamos jugado en Opticks. En parte se debe a la firmeza y virtuosismo de la última incorporación, Anator en batería, y también a la evolución como músicos de todos. Vamos creciendo y afianzándonos, sin perder la frescura y energía que caracteriza a Argonauticks. El cambio y la fusión de estilos sigue estando presente. Es muy difícil hablar desde adentro sobre nuestro sonido, depende de la percepción de cada uno.
El viernes tocan en Ciudad Vieja ¿Qué vamos a ver en el show? 
RD: El viernes vamos a hacer un repaso de todos los discos de Argonauticks. Seleccionamos varios temas de los tres discos editados y adelantamos dos temas nuevos que ya están en proceso de grabación y que quizás serán las punta del iceberg. Lo que puedo decir es que hay un proceso de grabación inusual que estamos experimentando, tiene que ver con la percepción de viaje que vivimos y sentimos todos nosotros en estos días.
¿Qué planean el 2015? 
RD: No tenemos idea ¡pero hay ideas! Por lo pronto tocar el 19 en Ciudad Vieja y ofrecerle un buen show a la gente que nos va a ver.

Fuente: http://vamos.laplata.gob.ar/?p=8215

viernes, 22 de mayo de 2015

Argonauticks, el regreso - Por Juan Barberis para Pequeña Babilonia

Tapa del suplemento por Falopapas

Tras un silencio de dos años, el Tano Dessupoiu detalla los planes detrás del regreso. - may 21, 2015

Aunque la historia del italiano haciendo rock en Argentina sea una trama cargada de simbolismos, Riccardo Dessupoiu rápidamente evitó las comparaciones: al frente de Argonauticks -el grupo que formó en 2008, a pocas semanas de haber llegado desde Trieste a La Plata-, Dessupoiu se reveló como un cantante de personalidad cálida e histriónica, moviéndose al frente de un proyecto de ADN rítmico -entre el rock, el funk y la psicodelia- y sumamente hiperactivo. En tan sólo ocho años Argonauticks grabó tres discos, acumuló un gran número de shows y se transformó en uno de los fusibles más vistosos y movedizos de la escena local de finales de la década pasada. Pero ese ritmo vertiginoso los terminó apagando en 2012, poco después de la salida de Opticks, su último trabajo, como consumidos por su propio fuego.

“Fue un año y medio que pasamos noches enteras adentro del estudio, ahí nos terminamos quemando. Pero siempre estuvo latiendo la idea de volver”, dice Dessupoiu unos días después de la fecha regreso de Argonauticks en The Roxy, donde el grupo fue invitado por el Mono “Rocambole” Cohen para tocar en la presentación de su libro “Arte, diseño y contracultura”. A dos años de su separación, la banda que completan Fran Muñoz -en guitarra y voz-, Nicolás Raffino -teclados-, Matías Castro -bajo- y Anator Emar -batería- ingresa ahora en una segunda etapa mucho menos impulsiva y más sesuda.
“Nosotros fuimos siempre muy ansiosos y nuestra música lo refleja”
Foto de Sol Perednik
Mientras por separado mantienen sus proyectos paralelos -Dessupoiu y Muñoz trabajan también en sus respectivos discos solistas-, el quinteto ya tiene fecha confirmada en la ciudad -19 de junio en Ciudad Vieja- y está grabando un simple para sellar el regreso. “Son dos canciones que quedaron del último disco y son para mí como el caballo de Troya. Es como una metáfora de nuestra vuelta”, dice el Tano.

¿Qué los detuvo en aquel momento?
Más que nada fue el cansancio y esa búsqueda idiota de querer ser reconocido por los demás. Ahí salieron los egos de cada uno y nos empezamos a bastardear entre nosotros. A lo lejos te das cuenta de que fue una cagada, pero ahora estamos más cuidándonos entre nosotros que pensando en los demás. Volvimos mucho más maduros.

¿Creés que las expectativas les jugaron en contra?
Sí, teníamos muchas expectativas… Nosotros fuimos siempre muy ansiosos y nuestra música lo refleja. Queríamos las cosas al toque, y hay que aprender a dejar que el tiempo fluya para que lleguen los resultados. De hecho, no es casualidad que nosotros estemos volviendo ahora.

¿Cómo vivieron entre ustedes el show regreso en el Roxy?
Fue una bomba, hicimos tres ensayos y nunca sonamos tan bien. Cuando nos invitó el Mono yo pensé que iba a hacer la presentación en Pura Vida, y terminó siendo ahí, frente a tipos como Skay Beilinson. ¡Estábamos re emocionados! Terminamos de tocar y vino Skay a decirnos: “Tienen un sonido muy fresco, son todos unas bestias, tienen que seguir…”. Eso te levanta muchísimo el espíritu. Pero también está bueno que termine ahí, en ese momento, como en Instagram.

¿Cómo se modificó el sonido de Argonauticks después de estos dos años?
Instintivamente, mucho más prolijo, más efectivo. Y la esencia no la perdemos. Eso es algo que muchas bandas tienen que buscar por años y tal vez nunca la encuentren. Pero Argonauticks no la perdió nunca, no sé si de pedo, pero eso es una joya que tenemos que aprovechar.

Desde un plano personal, ¿cómo ves en perspectiva tu llegada a La Plata? Lograrse hacerte un espacio y se te respeta como artista.
Sabés que a veces flasheo un poco con eso pero no quiero darle mucha importancia, porque justamente es donde me saco de mi eje. Se que está eso, que hay un reconocimiento de músicos que yo admiro mucho, pero trato de centrarme en lo creativo. Es más: soy una persona bastante autocrítica, la mayoría de las cosas que hago a veces no me gustan, me focalizo mucho ahí. Pero sí, me siento parte de esta ciudad, viví muchísimo y la sigo viviendo muchísimo, la siento como otra ciudad mía más.

Me imagino que ahora estarás evitando cargar de expectativas este regreso.
Seguramente van a aparecer, pero quiero que las cosas se den porque se tienen que dar. Tenemos que concentrarnos en las cosas principales de una banda: tocar, hacer discos, ver más la parte creativa y después dejar que venga la que tiene que venir. A mí ya me emociona el hecho de volver con los chicos y tocar juntos.

Mirá el show regreso de Argonauticks en The Roxy:


Fuente: http://www.diariocontexto.com.ar/2015/05/21/argonauticks-el-regreso/

miércoles, 20 de mayo de 2015

Post Mortem - Ciudad Vieja - 19/06/2015

ArgonAuticks vuelve desde lo mas profundo de sus creaciones recorriendo sus 3 materiales discográficos y adelantando nuevos espejismos sonoros
Viernes 19 de Junio en La Plata
Ciudad Vieja 17 Y 71
anticipadas 50$
puerta 70$
preventa en La Disquería (54 e/ 8 y 9)

Reload 2015



Argonauticks en vivo en The Roxy (Palermo, Buenos Aires, Argentina) el 14 de abril de 2015.
Presentación del libro "Rocambole Arte ,diseño y contracultura" en la que Skay y Poli disfrutaron de este show.

Argonauticks es:
Anator Emar: Batería
Matías Castro: Bajo y voz
Nicolas Raffino: Teclados y voz
Francisco Muñoz: Guitarra y voz
Riccardo Dessupoiu: Voz y guitarra

00:00 Intro
00:42 Limbo
05:39 Trumpet (El gran silencio)
10:07 El mono se va
14:12 Ana Luz
18:21 Aristotelica
22:54 Don`t believe me now

Grabación y sonido: Gonzalo Voutoff
Mastering: Carlos cattaneo y Valentin holgado
Fotos: Ale Murga y Sol Perednik
Cámara: Ale Murga
Edición de video: Francisco Muñoz

domingo, 24 de noviembre de 2013

Reseña de Opticks por Mr. E y despedida

Hasta siempre, amigos.
"Opticks" - Argonauticks.
Independiente - 2013.-

Lamentablemente esta reseña llega cargada de dolor y sorpresa. El 7 de noviembre la banda anunció en su Facebook la intención de tomarse un "período de pausa" ante la baja de Francisco Muñoz, guitarrista y uno de sus miembros principales. Resulta extraño que con un disco en la calle casi fresco editado hace unos pocos meses Argonauticks diga basta. Es una banda de amigos que, por alguna razón que no vale la pena investigar, deja un hueco entre mis más respetadas elecciones.- La agrupación platense de comandante italiano ha sido una de las más originales de las surgidas en esa ciudad. En este último trabajo consolidaron su identidad y la contundencia de su propuesta, redefiniendo en su obra el valor de la canción y dosificando con maestría las grajeas justas de potencia, melancolía y sensibilidad. Ya en sus trabajos previos Argonauticks mostraba sus poderosas bases funk y su groove acelerado, marco ideal para la particular manera de cantar de Riccardo, todo un actor en su expresividad itálica. "Opticks" los muestra en una madurez compositiva para destacar. Teclados se suman a una renovada muestra de temas más cancioneros, con tratamientos melódicos fornidos que no abandonan esa energía entusiasta que los lanzó a la consideración de la escena independiente.- Argonauticks se mandó un disco con la potencia y el sentimiento de siempre y la novedad de una emoción tristona que no estaba ni cerca en mis planes y que los pone entre los mejores del año. Es una verdadera pena que la banda de separe en este pico de calidad. Pero como dijo Charles Chaplin: "el tiempo es el mejor autor. A todo le encuentra un final feliz".

Fuente: http://premiomre.blogspot.com.ar/2013_11_01_archive.html

miércoles, 13 de noviembre de 2013

OPTICKS

OPTICKS Grabado en diciembre de 2012 en Estudios New Sound (La Plata), bajo la mirada de Juan Cana San Martín.
Producido por Argonauticks.
Edición y mezcla: Argonauticks
Mastering: Massive Arts (Italia)

ArgonAuticks es:
Riccardo Dessupoiu: Voz y guitarra
Francisco Muñoz: Guitarra y voz
Nicolas Raffino: Teclados
Matías Castro: Bajo
Joaquín Caminos: Batería
Marcos Scarcella: Programación, teclados, guitarra y voz


Musicos Invitados:
En "Somos": voz Gustavo Astarita (Mister America)
En "Criminal X": voz Matias Greco (La Selva de Miguel)

Arte tapa: Daniela Ocampo (www.ojo-en-blanco.blogspot.com.ar)

jueves, 22 de agosto de 2013

Doblete de agosto

Este finde Argonauticks la rockea x 2
El sabado 24 en Bs As -> 23 hs en El Emergente (Gallo 333, Abasto, CABA)
El domingo 25 en La Plata -> 21:30 hs en el Pasaje Dardo Rocha (50 e/ 6 y 7) en el festival Arte Joven

viernes, 16 de agosto de 2013

sábado, 3 de agosto de 2013

viernes, 12 de julio de 2013

lunes, 24 de junio de 2013

Recargados

Argonauticks + Supersivo  
mil9once Bar
12 y 71, La Plata
23 hs
entrada 30p

jueves, 23 de mayo de 2013

Prensa


Argonauticks en De Garage de abril y mayo de 2013, diario de rock platense de tirada mensual y gratuita.

www.degarageweb.com.ar


martes, 30 de abril de 2013